EPOC

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Datos y cifras

  • La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar progresiva y potencialmente mortal que puede causar disnea (al principio asociada al esfuerzo) y que predispone a padecer exacerbaciones y enfermedades graves.
  • Se estima que en 2015 murieron por esta causa cerca de 3 millones de personas en todo el mundo, lo cual representa un 5% de todas las muertes registradas ese año.
  • Más del 90% de las muertes por EPOC se producen en países de bajos y medianos ingresos.
  • La principal causa de la EPOC es la exposición al humo del tabaco (fumadores activos y pasivos).
  • Otros factores de riesgo son la exposición al aire contaminado, tanto de interiores como de exteriores, así como al polvo y el humo en el lugar de trabajo.
  • Algunos casos de EPOC son consecuencia del asma crónica.
  • La incidencia de la EPOC puede aumentar en los años venideros a causa de la mayor prevalencia de tabaquismo y al envejecimiento de la población en muchos países.
  • Muchos casos de EPOC se podrían evitar abandonando pronto el hábito tabáquico y evitando que los jóvenes lo adquieran. Por eso es importante que los países adopten el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) y apliquen el programa de medidas MPOWER, a fin de que no fumar sea la norma en todo el mundo.
  • La EPOC es una enfermedad incurable, pero el tratamiento puede aliviar los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de defunción.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar caracterizada por una reducción persistente del flujo de aire. Los síntomas empeoran gradualmente y la disnea, que es persistente y al principio se asocia al esfuerzo, aumenta con el tiempo hasta aparecer en reposo. Es una enfermedad que no siempre se llega a diagnosticar, y puede ser mortal. A menudo, también se utilizan los términos «bronquitis crónica» y «enfisema» para referirse a a ella.

Factores de riesgo

La principal causa de la EPOC es la exposición al humo del tabaco (fumadores activos y pasivos). Otros factores de riesgo son:

  • la contaminación del aire de interiores (por ejemplo, la derivada de la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción);
  • la contaminación del aire exterior;
  • la exposición laboral a polvos y productos químicos (vapores, irritantes y gases);
  • las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores en la infancia.

Muchos casos de EPOC son prevenibles. La puesta en marcha mundial del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT) reducirá la prevalencia del tabaquismo y la carga mundial de la EPOC.

  • Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco

Población en riesgo

Antes, la EPOC era más frecuente en los hombres. Sin embargo, debido a que el índice de tabaquismo en los países de ingresos altos es similar entre hombres y mujeres y a que, en los países de ingresos bajos, las mujeres suelen estar más expuestas al aire contaminado de interiores (procedente de los combustibles sólidos utilizados para la cocina y la calefacción), la enfermedad afecta hoy casi por igual a ambos sexos.

Más del 90% de los fallecimientos por EPOC se producen en países de ingresos medianos y bajos, donde las estrategias eficaces de prevención y tratamiento no siempre se aplican o no son accesibles para todos los enfermos.

Síntomas

La EPOC tiene una evolución lenta y generalmente se hace evidente a partir de los 40 o los 50 años de edad. Sus síntomas más frecuentes son la disnea (dificultad para respirar), la tos crónica y la expectoración (con mucosidad). A medida que la enfermedad empeora, los esfuerzos del día a día como subir unos cuantos escalones o llevar una maleta, o incluso las actividades cotidianas, pueden hacerse muy difíciles.

Los pacientes sufren frecuentes exacerbaciones, es decir, episodios más intensos de disnea, tos y expectoración, que pueden durar de días a semanas. Estos episodios pueden ser muy incapacitantes, requieren atención médica de urgencia (incluso hospitalización) y, en ocasiones, pueden ser mortales.

Diagnóstico y tratamiento

La presencia de EPOC se sospecha en las personas que padecen los síntomas descritos anteriormente y se confirma mediante una prueba denominada espirometría, que mide el volumen de una espiración efectuada con un máximo esfuerzo y la rapidez con que se espira el aire.

La EPOC no se cura. Sin embargo, el tratamiento farmacológico y la fisioterapia pueden aliviar los síntomas, mejorar la capacidad de ejercicio y la calidad de vida y reducir el riesgo de muerte.

El tratamiento más eficaz y menos costoso de la EPOC para los fumadores es, precisamente, dejar de fumar, ya que retrasa la evolución de la enfermedad y reduce la mortalidad por la enfermedad. En algunos casos, el tratamiento con corticosteroides inhalados es también beneficioso.

La disponibilidad de opciones diagnósticas y terapéuticas para la EPOC varía según los recursos. La OMS ha publicado unas directrices con recomendaciones específicas para el tratamiento de esta enfermedad en la atención primaria en entornos con pocos recursos.

  • Prevención y control de las enfermedades no transmisibles: directrices para la atención primaria en entornos con pocos recursos

Respuesta de la OMS

La lucha contra la EPOC forma parte de las actividades generales de prevención y control de las enfermedades no transmisibles que lleva a cabo la Organización, cuyos objetivos son:

  • aumentar la sensibilización acerca de la epidemia mundial de enfermedades crónicas;
  • crear ambientes más saludables, sobre todo para las poblaciones pobres y desfavorecidas;
  • reducir los factores de riesgo comunes de las enfermedades no transmisibles, tales como el consumo de tabaco y la exposición al humo del tabaco como fumador pasivo, la contaminación de interiores y de exteriores, así como las dietas malsanas y la inactividad física;
  • prevenir las muertes prematuras y las discapacidades evitables relacionadas con las principales enfermedades no transmisibles.

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT) es una respuesta a la mundialización de la epidemia de tabaquismo y tiene por objetivo proteger a miles de millones de personas de la exposición nociva al humo del tabaco. Es el primer tratado sanitario mundial que ha negociado la Organización Mundial de la Salud y ha sido ratificado ya por más de 180 países.

La OMS también encabeza la Alianza Mundial contra las Enfermedades Respiratorias Crónicas (GARD), una alianza voluntaria de organizaciones, instituciones y organismos nacionales e internacionales que trabajan para alcanzar el objetivo común de reducir la carga mundial de enfermedades respiratorias crónicas y lograr un mundo en el que todos podamos respirar libremente. La Alianza se centra, en particular, en las necesidades de países de ingresos medianos y bajos, así como de poblaciones vulnerables.

Picadura de Alacrán

Ante el incremento de la actividad de alacranes registrado en las últimas semanas, y que se debe principalmente al aumento de las temperaturas, el Ministerio de Salud de la Provincia por medio del Área de Epidemiología, advierte a la población sobre la necesidad de extremar las medidas de precaución para prevenir picaduras de estos animales ponzoñosos.

Los alacranes suelen esconderse entre piedras, en resumideros, cúmulos de escombros o leña, huecos en las paredes o pisos, entre otros lugares. Por lo tanto, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

– No caminar descalzo.
– Sacudir la ropa y los zapatos antes de vestirse, y la ropa de cama antes de acostarse.
– Separar las camas de la pared.
– Tener precaución al revisar cajones o estantes.
– Observar el piso del baño antes de bañarse.
– Cubrir con tela metálica los resumideros.
– Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.
– Mantener limpio y ordenado el interior del hogar y libre de malezas una superficie amplia alrededor de la casa o campamento.
– No acumular leña, ladrillos o escombros cerca de la vivienda.
– Dentro de lo posible, revocar paredes, tapar grietas en pisos, paredes y techos.

La peligrosidad de los alacranes depende tanto de la variedad del animal como de la edad y el estado de salud de la persona afectada, así como de la cantidad de veneno ingresada en el organismo del afectado. Por esta razón, es de gran utilidad reconocer el tipo de alacrán que causó la picadura, a fin de orientar al médico tratante

 

Cómo identificarlos

Los alacranes tienen hábitos nocturnos y están activos todo el año, aunque con mayor intensidad en épocas de alta temperatura. Durante el día se ocultan debajo de piedras y troncos o en las cuevas que ellos escarban.

Se ubican tanto en lugares periféricos como en barrios cercanos al centro, especialmente en terrenos baldíos, galpones y sitios donde se acumulan escombros. Pueden colonizar sitios dentro de las viviendas, tales como caños de desagüe (baños), contrapisos o marcos de aberturas.

Todos los alacranes (también llamados escorpiones) poseen veneno para inmovilizar a sus presas, pues se alimentan de insectos, arañas, cucarachas y pequeños vertebrados. El veneno se encuentra en dos glándulas situadas en la cola y comunicadas con el aguijón.

Las especies más frecuentes en la provincia de Córdoba son el Bothriurus bonariensis y el Tityus trivittatus. Estos últimos pueden dar un cuadro con afectación neurológica y compromiso general, así como ocasionar la muerte por fallo cardíaco en niños o ancianos.

Consulta médica inmediata

En caso de que una persona haya sido picada por un alacrán, o lo sospeche, debe concurrir inmediatamente al centro de salud más cercano y, en lo posible, llevar el animal para su identificación. Es importante no realizar tratamientos caseros, ya que el profesional médico será quien, en base a su evaluación, sugiera la terapéutica indicada. 

Captura del animal

La importancia de contar con los ejemplares implicados en estos accidentes radica en que, de esta forma, el personal médico pueda identificar rápidamente de qué tipo de alacrán se trata.

También cabe recordar que el antiveneno se produce únicamente en base a la toxina del alacrán.

Para capturar los alacranes es necesario extremar las medidas de seguridad para evitar picaduras. La forma más práctica y segura de capturarlos es con recipientes de boca ancha, teniendo en cuenta los siguientes pasos:

-Colocar el frasco sobre el alacrán.
-Una vez que el animal quedó atrapado, deslizar una hoja de papel grueso o cartón por debajo del frasco -hasta tapar toda la circunferencia de la boca del recipiente.
-Dar vuelta el frasco, sosteniendo cuidadosamente el papel o cartón para evitar que se deslice e impedir que el alacrán escape.
-Cerrar adecuadamente el recipiente y llevarlo al centro de salud.

Cáncer de Próstata

Es el cáncer más común diagnosticado en hombres. Usted puede tener amigos o familiares que hayan sido diagnosticados con la enfermedad, y esto puede hacer que se pregunte sobre qué cosas puede hacer para prevenirlo. Los médicos especialistas en esta patología recomiendan que los hombres con un riesgo promedio de cáncer de próstata tomen decisiones que beneficien su salud en general y sigan los siguientes consejos:

Los hombres con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más se consideran obesos, lo que, entre otras cosas, aumenta el riesgo de cáncer de próstata. Si usted tiene sobrepeso u obesidad, trabaje en la pérdida de peso. Usted puede hacer esto mediante la reducción del número de calorías que consume cada día y con la práctica de algún deporte o actividad física moderada.

Estudios sobre el riesgo de cáncer de próstata han demostrado que la mayoría de los hombres que hacen ejercicio pueden tener un menor riesgo. Ejercitarse tiene muchos beneficios para la salud, reduce su riesgo de enfermedad cardíaca y otros tipos de cáncer y puede ayudarle a mantener o a perder peso. Si no hace ejercicio, consulte a su médico para asegurarse que está bien para comenzar su entrenamiento.

Reduzca la cantidad de grasa que come cada día: limite los alimentos grasos o elija variedades bajas en grasa. Disminuya la grasa que agrega a los alimentos al cocinar. Elija cortes magros de carne y lácteos bajos en grasa. Utilice grasas de origen vegetal en lugar de grasas animales. Espolvoree nueces o semillas en su ensalada en lugar de queso. Aumente el consumo diario de frutas y verduras.

El salmón, sardinas, atún y trucha contienen un ácido graso llamado omega-3, que se relaciona con un menor riesgo de cáncer de próstata. Las dietas que incluyen tofu (producto elaborado a partir de granos de soya) se han relacionado con un menor riesgo de adquirir este tipo de cáncer. El beneficio de la soya proviene de unos nutrientes llamados isoflavonas. Otras fuentes de isoflavonas incluyen frijoles, garbanzos, lentejas y maní.

Algunos hombres presentan mayor riesgo de cáncer de próstata debido a antecedentes médicos, raciales o familiares.Tener un padre o un hermano con la enfermedad duplica las posibilidades y los hombres afroamericanos tiene 60% más posibilidades de desarrollar la enfermedad que los hombres americanos blancos. Si tiene una posibilidad muy alta de desarrollar cáncer de próstata, existen opciones para la reducción del riesgo, tales como los medicamentos recetados.

VIH

¿Qué es?

VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que afecta las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades.
Cada vez más personas viven con VIH sin tener sida. Hoy en día, incluso habiendo tenido sida, se puede recuperar las defensas y volver a convivir con VIH gracias a la eficacia de los medicamentos.
El tratamiento no cura la infección pero hace que el virus se multiplique más lento y, por lo tanto, no destruya las defensas del cuerpo.
Hoy, con este tratamiento, el VIH puede convertirse en una infección crónica.
¿Cuál es la diferencia entre VIH y SIDA?
No es lo mismo tener VIH que tener sida.
Sida significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida
Es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH.
El síndrome (conjunto de síntomas) aparece cuando el VIH ha debilitado las defensas del cuerpo.
Esta situación predispone a las personas a desarrollar las enfermedades oportunistas, aprovechando la caída de las defensas. 

¿Cómo se transmite y cómo no se transmite?

¿Cómo SÍ se transmite?
– Por relaciones sexuales (orales, anales o vaginales) sin preservativo.
– Por compartir jeringas, máquinas de  afeitar, jeringas o canutos.
– Por el embarazo, el parto y la leche  materna.

¿Cómo NO se transmite?
– Por abrazar y besar
– Por deportes de contacto
– Por la picadura de mosquito
– Por relaciones sexuales con  preservativos
– Por compartir el mate

¿Cómo puede prevenirse?

Usar preservativos en todas las relaciones sexuales (anales, orales o vaginales) de principio a fin.
No compartir elementos que puedan tener sangre de otra persona (máquina de afeitar, cepillos de dientes, jeringas, canutos, pipas).
Exigir el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerte tatuajes, piercings o implantes.
Realizar un tratamiento en las mujeres embarazadas para que no pase al bebé.

¿Qué podés hacer si vos o tu pareja tienen VIH?

– Si el que tiene el virus es el varón, el preservativo es la única manera de evitar que la mujer se infecte. Si la mujer no se infecta, tampoco se infecta el bebé.
– Si los dos tienen VIH, igual deben cuidarse usando preservativo para evitar reinfectarse. Las reinfecciones se producen porque el VIH no es siempre igual: existen distintos tipos de VIH (se llaman cepas) que cambian de persona a apersona. Reinfectarse es infectarse con más de una cepa.
– Si la que tiene el virus es la mujer, además de usar preservativos en sus relaciones sexuales, tiene que tomar medidas preventivas para que el virus no se transmita a su hijo. Si estás tomando anticonceptivos o querés empezar a hacerlo, es recomendable que consultes a tu médico para que te de la medicación adecuada a tu tratamiento. De cualquier manera, siempre es importante que, aún estando embazada, utilices preservativo para evitar reinfectarte.

Hipertensión

La hipertensión arterial (HTA) afecta a cerca de 1000 millones de personas en el mundo entero, con cifras que aumentan en función del envejecimiento global de la población, sobre todo en áreas urbanas. Según múltiples estudios, la prevalencia de HTA se incrementará todavía más si no se actúa de modo efectivo con medidas preventivas.
Las cifras de la OMS arrojan que cerca de 7 millones de muertes anuales se relacionan en forma directa con la HTA. La relación entre esta enfermedad y el riesgo cardiovascular es continuo, consistente e independiente de otros factores de riesgo vascular (FRV): a mayor presión arterial (PA), mayor riesgo de enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca, stroke (isquémico y hemorrágico) e insuficiencia renal crónica.
En numerosos estudios clínicos, el tratamiento antihipertensivo se asocia con reducción del riesgo de stroke (35–40%), infarto de miocardio (20–25%) e insuficiencia cardíaca (mayor del 50%). Se estima que en los pacientes con HTA estadio 1 y FRVs asociados, una reducción sostenida de la PA sistólica en 12 mmHg a lo largo de 10 años evita una muerte por cada 11 pacientes tratados.
Como contrapartida, los reportes de la OMS indican que un tratamiento subóptimo de la HTA es responsable del 62% de los eventos de stroke y de la mitad de los casos de cardiopatía isquémica.
El objetivo del tratamiento antihipertensivo, desde el punto de vista de la salud pública, es la reducción de la morbimortalidad de causa cardiovascular y renal. El objetivo primario del tratamiento será el control de la PA sistólica (la mayoría de los pacientes alcanza el objetivo de tratamiento de la PA diastólica recién cuando la sistólica ha sido controlada).
Alcanzar valores de PA < 140/90 mmHg se asocia con menor cantidad de complicaciones cardiovasculares. Debemos recordar que los pacientes con nefropatía o diabetes tienen como objetivo cifras menores a 130/80 mmHg.

El objetivo del tratamiento antihipertensivo, desde el punto de vista de la salud pública, es la reducción de la morbimortalidad de causa cardiovascular y renal. El objetivo primario del tratamiento será el control de la PA sistólica (la mayoría de los pacientes alcanza el objetivo de tratamiento de la PA diastólica recién cuando la sistólica ha sido controlada).
Alcanzar valores de PA < 140/90 mmHg se asocia con menor cantidad de complicaciones cardiovasculares. Debemos recordar que los pacientes con nefropatía o diabetes tienen como objetivo cifras menores a 130/80 mmHg.

La adopción de un estilo de vida saludable por parte de toda la población es fundamental para prevenir el desarrollo de HTA. Por su parte, es esencial en el tratamiento de los pacientes con HTA. Si las intervenciones propuestas se combinan, la eficacia es mayor.
Las modificaciones más exitosas son:
• reducción del peso corporal en pacientes obesos o con sobrepeso
• dieta con bajo contenido en sodio y alto contenido en potasio y calcio
• actividad física

• moderación del consumo alcohólico

Cancer de Cuello Uterino

Programa de prevención de cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es una de las causas de mayor mortalidad evitable de la patología oncológica de la mujer. La detección precoz es la manera de disminuir la mortalidad por esta patología.

 

Este programa incluye la realización de papanicolau (PAP) y colposcopía inicial a toda mujer mayor de 25 años que haya iniciado su vida sexual. Si el mismo fuera normal se repetirá a los tres años del anterior, manteniendo esa periodicidad hasta los 70 años. Después de los 70 años se realizará cada 5 años.

 

Programa de prevención del cáncer de mama

En población de riesgo estándar se debe realizar una mamografía a los 40 años. Si fuera negativa se debe continuar con una mamografía cada dos años hasta los 69 años. Si en su familia hay antecedentes de esta enfermedad cualquiera sea la edad que usted tenga, consulte en el Centro Médico.

 

Si usted es mujer, se encuentra dentro de la franja de edades mencionada y no se ha realizado estos estudios, la invitamos a que se acerque a uno de los Centros Médicos para que los especialistas puedan asesorarla.

 

Programa de salud sexual y procreación responsable

Además de las acciones propias de este Programa, incluyendo planificación familiar, la Obra Social cubre a sus beneficiarios con el 100% de bonificación los siguientes elementos:

 

a) Anticonceptivos intrauterinos, dispositivos de cobre.

b) Preservativos con o sin espermicida.

c) Diafragmas.

d) Espermicidas.

e) Anticonceptivos de uso oral incluidos en los Anexos III y IV de la Resolución 310/04.

 

Plan de Prevención y Tratamiento de la Diabetes e Hipertensión arterial

Todos los pacientes afectados de hipertensión arterial, diabetes tipo II, obesidad, sedentarismo, tabaquismo y stress, reciben controles multidisciplinarios en clínica, cardiología y nutrición.

 

Plan de contención de diabetes, a cargo de un equipo interdisciplinario de especialistas (diabetóloga, nutricionista, cardiólogo, podóloga), le ofrece al paciente la atención necesaria para controlar esta enfermedad y llevar una vida normal. Además otorga cobertura del 70% en medicamentos al y al 100% con suministro de elementos coadyuvantes (agujas, lancetas y tiras reactivas). Se aconseja al afiliado con padecimiento de diabetes que concurra a la podóloga para el control, tratamiento y prevención del Pie Diabético.

Diabetes

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia). Si no se trata adecuadamente puede dañar las arterias y algunos órganos.
La glucosa es un azúcar que proviene de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo para obtener la energía necesaria para desarrollar cualquier tipo de trabajo. La causa de la diabetes es una alteración en la producción o el funcionamiento de la insulina, la hormona que facilita la entrada de los azúcares desde la sangre a las células.

La fórmula para prevenir la diabetes tipo 2 es sencilla: una alimentación saludable y actividad física regular

Dos tipos de diabetes

Existen dos tipos de diabetes: en la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina, por lo tanto el organismo no pasa los azúcares a los tejidos. Este fenómeno comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.
Por su parte, la diabetes tipo 2 es la forma más común de la enfermedad. Si bien suele presentarse después de los 40 años, el comienzo de la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en adolescentes y jóvenes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, obesidad, la mala alimentación y la falta de actividad física.

Síntomas

Muchos de los síntomas de la diabetes parecen inofensivos. Por eso en varias ocasiones esta enfermedad no se diagnostica a tiempo. Sin embargo, estudios recientes indican que la detección temprana y el tratamiento de los síntomas de la diabetes disminuyen la posibilidad de tener complicaciones.

Diabetes tipo 1
  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Pérdida inusual de peso
  • Fatiga e irritabilidad extremas
Diabetes tipo 2
  • Cualquiera de los síntomas de la diabetes tipo 1
  • Infecciones frecuentes
  •  Visión borrosa
  • Cortes/moretones que tardan en sanar
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
  • Infecciones recurrentes de la piel, encías o vejiga

Si tenés uno o más de estos síntomas de diabetes, es necesario que consultes con tu médico de inmediato.

¿No tenés síntomas?

Es posible que aun así tengas diabetes. A menudo las personas con diabetes tipo 2 no tienen síntomas. Por eso es importante realizar en forma periódica controles para medir los niveles de glucosa.

Cómo prevenir

Para la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento, pero es importante detectarla en forma precoz para comenzar el tratamiento cuanto antes y así evitar complicaciones. En cambio, está comprobado que la diabetes tipo 2, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas
  • Evitar los alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, etc.)
  • Cocinar sin agregar sal. Reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
  • Realizar 6 comidas diarias: 4 principales y 2 colaciones
  • Consumir carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.
  • Cuidar el cuerpo y evitar el sobrepeso.
  • Sumar al menos 30 MINUTOS diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras en lugar del ascensor, caminar, bailar, etc.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Y muy importante, no fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos para las arterias, en especial para las personas con diabetes.

Cancer de Mama

Cáncer de mama

Imprimir

Actualmente el cáncer de mama es el más frecuente en la mujer. Sin embargo, el cáncer tiene tratamiento, y cuánto antes se detecta mayores son las posibilidades de curación. Por eso es fundamental que las mujeres realicen los controles médicos y el autoexamen mamario en forma periódica.

Consulta ginecológica

foto_consulta-01

El examen ginecológico es fundamental para la salud de la mujer en general.

Consiste en la consulta dirigida a un médico ginecólogo.

Es aconsejable realizarlo una vez al año (o bien cuando en el autocontrol de mamas se encuentre una alteración que no estuviese presente en controles anteriores).

Mamografía

foto_mamograf-01

Se recomienda que todas las mujeres a partir de los 40 años se realicen una mamografía en forma anual.

Cuando hay antecedentes de cáncer de mama u otros tipos de cáncer en la familia, la mamografía debe hacerse a partir de los 35.

Autoexamen de mamas

El autoexamen mamario es un simple procedimiento para examinar tus propias mamas con el propósito de detectar alguna anomalía.

A partir de los 18 años se recomienda realizar el autoexamen una vez al mes, una semana después de finalizada la menstruación. Cuando ya no hay menstruación conviene examinarse un día fijo al mes que resulte fácil de recordar.

  1. Sentate frente al espejo y observá si hay diferencias entre las mamas (hundimientos localizados, retracciones o modificaciones en la forma o posición del pezón).
  2. Levantá los brazos y observá si aparecen anormalidades.
  3. Acostada, palpá cada mama con la mano opuesta haciendo pequeños movimientos circulares alrededor del pezón. Palpá despacio y en círculos toda la mama.
  4. Comprimí la zona del pezón y observá si sale algún tipo de líquido del mismo.

Recordá que, en caso de palpar nódulos, esto no siempre corresponde a una enfermedad maligna, pero sí tenés que consultar al ginecólogo.

Dengue

Enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika, que están circulando en la región de las Américas y pueden resultar graves para la salud, son transmitidas por los mosquitos Aedes aegypti. Para reproducirse, los mosquitos necesitan lugares donde se junte agua dentro de la casa, en los patios, balcones y jardines. La vacuna contra el dengue aún está en evaluación para su ingreso al país, por eso la principal medida de prevención es eliminar los criaderos de mosquitos.

Para mayor información:
Ministerio de Salud de la Nación – Dengue
Superintendencia de Servicios de Salud

Guías para el Equipo de Salud:
Diagnóstico de Dengue
Fiebre Chikungunya
Directrices para la Prevención y Control del Mosquito, Aedes aegypti

wIMAGEN_2

wIMAGEN_3

Vivamos libres del mosquito

Para reproducirse, los mosquitos necesitan lugares donde se junte agua dentro de la casa, en los patios, balcones y jardines. Para ello, la Cartera Sanitaria Nacional recomienda:

– Eliminar los objetos en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos, lona, bidones cortados, etc.).

– Poner boca abajo baldes, palanganas y bidones.

– Tapar los tanques y recipientes para recolectar agua.

– Rellenar floreros y portamacetas con arena o tierra.

– Vaciar los colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia.

– Destapar los desagües de lluvia y canaletas.

– Lavar frecuentemente con lavandina el bebedero de tu mascota.

– Mantener patios y jardines desmalezados.

– Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.